Blog de Lectura del Alma, Registros Akashicos, Canalizaciones, Destraba de bloqueos. Más info en www.johannesuske.com

Entradas etiquetadas como ‘como lograr que Dios me escuche’

¿Cómo lograr que Dios me escuche?


A veces nos preguntamos ¿por qué Dios no cede mis deseos y anhelos?, ¿por qué no le llega mi petición?

Cada uno tiene su forma particular de conectarse con la inteligencia universal, con la divinidad, con los Angeles y con Dios. Y no hace falta soltar estos rasgos personales, a su vez ayuda tener en cuenta algunas pautas. ¿Alguna vez nos hemos preguntado cuál es nuestra postura, actitud y la imagen que tenemos de nosotros mismos a la hora de rezar? ¿Cuál sería tu estilo? ¿Puede ser que apliques de vez en cuando el siguiente estilo?:

“Dios por favor dame lo que necesito, dame paz, dame alegría, haz que sea unido a esta persona o esta sensación deseada, dame de esto y de aquello …” Cuando nos comunicamos desde esta postura, estamos afirmando que a mí me falta, que estoy incompleta, que necesito que Dios debe darme. Sin darnos cuenta que estamos afirmando nuestra escasez, incompletitud y carencia.

Esa percepción de la escasez es una ilusión de la mente, del ego, del paradigma de la separación y fragmentación. Entiendo que en el plano tridimensional tenemos un cuerpo físico y actuamos como personalidades con roles y funciones. Manifestamos nuestra individualidad en las más diversas formas. Lo que perdemos de vista es la conciencia de la unidad subyacente, invisible y omnipresente. Estamos separados en la formas, pero unidos en la fuente. Es como si mirásemos únicamente los dedos separados de la mano sin darnos cuenta que en la palma se encuentran unidos formando parte del mismo cuerpo. Ya es hora de dar el salto desde la persona que sufre, que no puede cambiar, que está a merced de las circunstancias (la victima) al protagonista que escribe el guión de su propia historia.

En la oración es importante rezar desde ese lugar de unidad y protagonismo, desde la pasión, la compasión, la bondad,  la amorosidad y devoción, desde la gratitud y el aprecio. Cuanto más apreciamos lo que ya tenemos, cuanta más gratitud sincera logramos expresar, más aparecerá en nuestra vida lo que anhelamos o necesitamos. Podemos visualizar, sentir, percibir, imaginar vívidamente, con toda la emoción el resultado que queremos ver concretado como si ya estuviese realizado hoy. Llenamos la visión con todo nuestro amor, un propósito digno, con luz y dulzura. La clave está en el uso del tiempo verbal presente: “Experimento el gozo, el entusiasmo, la salud y el bienestar. Soy alegría. Tengo todo lo que necesito. Vivo la vida de mis sueños”. Si buscas abundancia puedes decir:

“Atraigo dinero fácilmente.

Acepto dinero fácilmente.

Genero dinero fácilmente.

Materializo dinero fácilmente.

Comparto dinero fácilmente.”

¡Gracias Chandika por enseñarme esta hermosa oración con resonancia cósmica! Si buscas amor, reemplazas la palabra dinero por amor. Pones la palabra que quieres. Experimenta, juega, usa tus propias palabras. Aquí un audio en el cuál explico un poco más:

Un factor clave es la entrega de nuestra visión, este sueño, este objetivo sin ningún apego. Cuanto más deseamos concretar el sueño, cuanto más queremos controlar el resultado, cuanto más nos apegamos, menos se da lo que queremos. Por lo tanto la soltura, la entrega y la independencia emocional del resultado es imprescindible. Necesitamos plena fe que el Universo escucha nuestra petición. Cuando sembramos una semilla en la tierra, tampoco excavamos cada rato para ver si la planta ya está creciendo. Hay ciclos de maduración y la madre Tierra nos enseña sabiamente respetar estos ciclos naturales y practicar la paciencia. Recuerda que el retraso de la concreción de los sueños no es una negación de tu petición. Siempre hay señales tanto a nivel interior como exterior que se necesitan escuchar o algún llamado a la acción que todavía se necesita responder. Es cuestión de practicar el poder del Ahora, la paciencia y ponernos en marcha, actuando con foco y desapego a la vez! Y por qué no agregar la sonrisa del niño interior, su frescura, su capacidad de ver cada cosa y cada persona como si fuese la primera vez que la ve? Tu niño o niña interior sabe lo que ya Francisco de Asis compartía:

“Necesito poco; y lo poco que necesito, lo necesito poco.”

Tienes mucho para dar, tu atención, tu dedicación, tus fortalezas y cariños. El mundo es un mundo mejor con la decisión de tu aporte. Hoy es un buen día para disfrutar de su realización! Y no tienen que ser cosas espectaculares, una sonrisa, una atención especial, una escucha ya hacen toda la diferencia para la persona con la que compartes el presente. Aunque el otro no siempre sabe apreciarlo, puedes estar seguro que en un plano de la conciencia se registra y aprecia cada acto amoroso. Date el permiso de valorar tu aporte también!

Bendiciones,

Johannes

Lector de Registros Akáshicos

Nube de etiquetas